Visualización de datos: ¿Cómo ver lo invisible?

visualizacion de datos

Hablar de visualización de datos es abrir un amplio espectro de usos, aplicaciones y temas para explorar y debatir.

Este artículo fue revisado en agosto de 2021.

Paradójica época la de hoy. Estamos inundados por algo que no vemos. Donde dirigimos la observación los encontramos, vastos, omnipresentes, mudos e invisibles. Son los datos. Pero ¿cómo son, qué forma tienen? ¿Cómo conocerlos para que puedan ser comprendidos, entendidos y usados?

¿Qué la visualización de datos? Surge precisamente como una herramienta para hacerlos visibles, permitiendo que le hablen a nuestra comprensión, y así darles sentido.

Es posible hoy reducir nuestra realidad a símbolos posibles de ser capturados, almacenados, procesados y compartidos. Han sido diversos y complejos procesos históricos de una constante cuantificación de la realidad. Los descubrimientos geográficos requirieron medir y clasificar lo nuevo. Los navegantes requirieron instrumentos de precisión necesarios para travesías comerciales cada vez más frecuentes. Esto impulsó el desarrollo de capacidades para cuantificar la realidad (calcular, calibrar, cronometrar, medir, etc.) proceso que llevó a una constante acumulación de datos.

Para encarar esta abundancia, se requirió de muchas cabezas, lápices y papeles, surgiendo una burocracia técnica que poco a poco desarrolló procedimientos para almacenar datos e información, creciendo también el desafío de su control y procesamiento eficiente. Así, tímidamente, se van ensayando dispositivos que aceleran estos procesos, los que luego convergirán en nuestro computador actual.

Visualización de datos: Estrategias para comprender lo invisible

Se hace necesario entonces desarrollar estrategias para comprender lo invisible en los datos. La representación visual de información, con una larga historia previa, comienza a sentirse cómoda en este contexto, sobre todo en una de sus formas, la visualización de datos, desarrollando ahora nuevos aires bajo el alero de la intensidad computacional.

Así, hoy en día, la visualización surge como un elemento que busca dar forma a los datos, disponible en los diversos dispositivos electrónicos de uso cotidiano. Programadores, diseñadores, ingenieros, artistas, entre otros, dan forma a esos datos invisibles, invocándolos como barras, puntos, líneas, e incluso sonido, porque la visualización no es solo para el ojo, es para el conocer, con todos los sentidos.

En la historia los artistas y creadores han tomado el material de su época para trabajar. Fue el lienzo para el pintor, la piedra para los escultores, y hoy la materia prima son los datos, elemento fundamental para comprender y darle forma al mundo.

Amplio espectro de usos, aplicaciones y temas para explorar y debatir

Hablar de visualización es abrir un amplio espectro de usos, aplicaciones y temas para explorar y debatir, los rebasan con creces las dimensiones técnicas y utilitarias inmediatas. Posee alcances éticos, estéticos, culturales y sociales, los cuales requieren una muy necesaria atención si se quiere conocer sobre el impacto de la cultura de datos en nuestras vidas.

Esto de la visualización de datos no es nuevo.  En este enlace puedes mirar el Mapa figurativo de las sucesivas pérdidas de hombres de la Armada Francesa en la campaña de Rusia 1812-1813 (1869), elaborado por Charles Joseph Minard (Francia, 1781-1870). Para muchos, uno de los mejores gráficos de la historia.

Y en esta misma línea, la siguiente obra, Retrato de Luca Pacioli (1495-1500), atribuido a Jacopo de’ Barbari (Italia, 1450-1516):

Fuente: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/2a/Pacioli.jpg

 

Este artículo fue originalmente publicado en la Revista Universitaria UC, Nº 147.

 

Lee sobre el curso sobre visualización de datos de Clase Ejecutiva UC.





¿Te gustó? Compártelo en tus redes

Artículos más recientes del autor